1/3/07

Hobbits y Woses

Por Martín Cagliani


En el ensayo De los Enanos y los Hombres[1] Tolkien cuenta sobre el origen de los hombres y sus lenguas. Habla de las diferencias de todos los tipos de hombres. Los dos grupos que nos interesan en este ensayo son los Hobbits y los Drúedain, también llamados Drûgs y Woses. Tolkien hace una comparación de estas dos razas, diferenciándolas una de la otra. Pero terminamos viendo que ambas tienen un origen común.

Todos sabemos quienes son los Hobbits, pero pocos conocen a los Drúedain. Una descripción de los Hobbits podemos leer en las primeras páginas de El Hobbit o en el Prólogo de El Seños de los Anillos (ESDLA)los Drúedain, Tolkien escribió mucho, pero casi nada fue publicado estando él con vida. Lo unico que llego a publicar sobre ellos fue su presencia fugaz en ESDLA, cuando el famoso Ghan-Buri-Ghan, líder de los hombres salvajes, o woses, del Bosque Drúadan guía a los rohirrim por un atajo que los llevaría a tiempo para luchar en la batalla de Pellenor.

Luego vimos publicado sobre ellos el ensayo Los Drúedain de Cuentos Inconclusos, y más tarde el ensayo De los Enanos y los Hombres y el relato inconcluso Tal-Elmar en el libro Los pueblos de la Tierra Media, el volumen 9 de la Historia de la Tierra Media en español.

El aspecto de los drûgs resultaba desagradable a los ojos de los elfos o de otros hombres. Eran bajos, de no más de un metro “pero muy anchos, con nalgas pesadas y cortas piernas gruesas; las caras anchas tenían ojos hundidos, con cejas gruesas y narices chatas; no les crecía barba, salvo a unos pocos hombres (orgullosos por la distinción) que llevaban en medio de la barbilla un mechoncito de pelo negro.”(CI) Tenían muy poco pelo, escasos y lacios en la cabeza “y nada en absoluto en sus piernas y pies.” (PME)

Eran un pueblo frugal, de poco comer incluso en tiempos de abundancia y sólo bebían agua. Les gustaba mucho comer hongos, algo que los diferenciaba de elfos y otros hombres, y que los asociaba a los hobbit, grandes entusiastas de los hongos.

Los Hobbits resultan muy diferentes, incluso la contraposición a este pueblo. Las únicas características que Tolkien les da que pueden compartir es su gusto por los hongos y su alegría. Pero todo esto es simplemente en la época de la Guerra del Anillo.

Tolkien dice: “la presencia de miembros de la misma raza (los drúgs) entre los Edain de Beleriand constituye un vínculo más entre El Señor de los Anillos y El Silmarillion, y permite introducir personajes similares en cierto grado a los Hobbits de ESDLA en algunas de las leyendas de la Primera Edad”. (PME) Un ejemplo de esto es el viejo criado de Húrin (Sador Labadal) del que se cuenta en la historia larga de Túrin, la Narn-i-hîn-Húrin de Cuentos Inconclusos. Tolkien dice en una nota, que le gustaría hacer que ese criado fuese un drúedain.

La idea de Tolkien era crear historias para los drûgs, y empezó con una, Tal-Elmar ubicada en la Segunda Edad, que no llegó a termina. Pero principalmente tener unos personajes parecidos a los Hobbits para las historias de la obra que seguía escribiendo luego de ver publicado ESDLA, la obra de su vida: El Silmarillion.

Luego de la cita pegada anteriormente Tolkien se lanza, en el mismo ensayo, a hace una comparación-contraposición de hobbits y drûgs. Dice que los drúedain no deben confundirse con “el tema hobbit, ni conciderarse una variante de éste.” Los diferencia totalmente en su aspecto y costumbres, que son muy diferentes. Su idea es dejar bien en claro que los drúedain no son parecidos a los hobbits.

Pero al hacer eso, a medida que escribe, los va emparentando. Llegado a un punto, Tolkien dice que los drúedain no se adaptaban a otros lugares y medios de vida, mientras que los hobbits: "... cuando aparecen por primera vez en las historias ya mostraban divergencias en el color de piel y de pelo, la estatura y la constitución, y en sus modos de vida y preferencias por los distintos tipos de tierra para vivir".

Y enseguida nos cuenta algo muy interesante; Tolkien sigue hablando sobre los hobbits: “En el pasado remoto debieron ser un pueblo primitivo e incluso "salvaje", pero cuando los encontramos habían adquirido (a diferentes niveles) muchas artes y costumbres gracias al contacto con Hombres, y en menor grado con los Enanos y los Elfos.”

Tolkien no llega a ninguna conclusión porque no es su intención. Sino que se limita a contraponer a estos dos pueblos, pero al mismo tiempo los va uniendo en un remoto pasado.

Luego de hablar largamente sobre el posible origen de los hobbits, donde se limita a contarnos más detalladamente lo que se dice en el Prologo de ESDLA, nos cuenta sobre el origen común de todos los hombres y dice: “Era una marca de todos los tipos de Hombres que descendían de los que habían renunciado a la Sombra de Morgoth y sus sirvientes y viajaron hacia el oeste para huir de ella, e incluía a las dos razas de pequeña estatura, los Drûgs y los Hobbits.

Con esto termina de darnos la pauta de que en un origen muy lejano en el tiempo estas “dos razas de pequeña estatura” pudieron ser parientes. Se dividieron en algún momento mucho antes de la llegada a Beleriand. Tomaron diferentes costumbres y sus cuerpos de adaptaron a diferentes tipos de hábitat. Tolkien dejaba muy en claro que cada pueblo reflejaba sus costumbres en su aspecto físico, sin hablar de genética, evolución y ciencia en general, no nos olvidemos que estamos en un mundo mágico.

Para su llegada a Beleriand, en la Primera Edad, posiblemente ya fueran bastante diferentes. Los drúedain se fueron a vivir a los bosques de Brethil con el Pueblo de Haleth y los Hobbit aparentemente se quedaron en los lindes del que mucho más tarde sería el Bosque Negro, sin cruzar las Montañas Nubladas. Luego de la destrucción de Beleriand, los drúedain se juntaron en la zona de las Montañas Blancas, (Gondor) más precisamente el Bosque Drúadan y las cavernas del sur de estas montañas. Mientras que los hobbits cruzaron las Montañas Nubladas y se asentaron en La Comarca y Bree.

En este ensayo podemos ver adonde quería llegar Tolkien, a un origen común para los dos pueblos, que tendrían papeles parecidos en sus dos grandes historias: El Señor de los Anillos y El Silmarillion. El tiempo no dejó que le diera el papel a los Drúedain. Pero nos dejó todas sus notas, que gentilmente Christopher Tolkien, su hijo, publicó en diversos libros.

Bibliografía

CI Cuentos Inconclusos. Minotauro. J. R. R. Tolkien. Ch. Tolkien (Ed.)

- Narn-i-hîn-Húrin.

- Los Drúedain.

ESDLA El Señor de los Anillos. Minotauro. J. R. R. Tolkien.

- El retorno del Rey:

- El acantonamiento de Rohan.

- La Cabalgata de los Rohirrim.

PME The Peoples of Middle-earth. The History of the Middle-earth. Vol. 12. Harper-Collins. J. R. R. Tolkien. Ch. Tolkien (Ed.)

- Of Dearves and Men

- Tal-Elmar



[1] The Peoples of Middle-earth. The History of the Middle-earth. Vol. 12. Harper-Collins. J. R. R. Tolkien. Ch. Tolkien (Ed.)